jueves, 31 de mayo de 2012

Tablero electrónico alienta y trata de arengar a los hinchas 1981

21 de abril de 1981, estadio Monumental. Queridos hinchas de Boca. Riamonos cuando los simpatizantes millonarios sigan repitiendo que La 12 usa parlantes. Nosotros sabemos que el aliento del hincha de Boca, es único en el mundo. Como también sabemos que si hubo una hinchada que necesitó ayuda de la tecnología para alentar a su equipo, esa fue la de River.
Prueba de ello es el recorte del diario que adjuntamos donde se habla de que el tablero electrónico “instaba” al Jugador -1 a alentar al equipo. Cosa que confirma que el silencio reinante en cancha de River necesitó de un Autotrol que alentara a los jugadores. Un papelón sobre todo cuando estamos hablando de un partido clave de Copa Libertadores frente al Deportivo Cali. La cancha tendría que haber sido un hervidero, pero no. El tablero electrónico tuvo que arengar a cantar por River.
Fuente: diario La Razón correspondiente al 22 de abril de 1981.
Gracias a los Passuccis de Planeta Boca

martes, 29 de mayo de 2012

Socios intentan quemar la cancha para cobrar un seguro 1913

Año 1913. Que cuatro socios de River hayan evaluado seriamente prender fuego su cancha para cobrar un seguro y salvar problemas económicos, es grave. Que estos cuatro tipos hayan llevado a cabo su plan, ya es el colmo pero al mismo tiempo muy triste. Ahora, que encima hayan fallado, es de muy, pero muy boludos improvisados.
El hincha riverplatense, en este caso el socio, ante situaciones adversas, difíciles, en lugar de poner el pecho y enfrentarlas con dignidad y sobreponiendo el amor al club, reacciona casi siempre en forma muy agresiva. En 2011, rompió su estadio. En 1913 quiso quemarlo.
Fuente: revista especial de El Gráfico por el falso centenario (?) de River en 2001 (Edicion extra 193 River, 100 años de gloria).


Declaraciones de ex presidente de River Enrique P. Zanni, quien ejerció el cargo entre 1914 y 1916 (clic para ampliar).
Fuente: Selecciones Deportivas de 1943

domingo, 27 de mayo de 2012

De qué hablamos cuando decimos que Boca y su hinchada son la misma cosa

Ya todos sabemos que lo que verdaderamente hace único a Boca es su hinchada, su gente. ¿Por qué? Algunos dirán que por la cantidad de hinchas, otros dirán por su fanatismo. Seguro que se sumarán voces diciendo que es por su aliento incondicional en la derrota, por ser el líder histórico en venta de entradas o por su mística. Y todos tendrán algo de razón. Lo que queremos tratar de entender es por qué es así el hincha de Boca, cosa que al mismo tiempo nos va a mostrar porque no son así los demás.
El tema es que todas estas cualidades que enumeramos dan forma a un fenómeno que solamente se da en Boca: la comunión entre equipo e hinchada. Ojo que no es algo que se nos haya ocurrido a nosotros  sino un concepto que se expuso hace muchos años, más precisamente en 1954, en la revista El Gráfico. Concepto que apoyamos 100%. 

Fuente: revista El Gráfico número 1841 correspondiente al 19 de noviembre de 1954.

Que Boca-equipo y Boca-hinchada sean “una misma cosa” puede ser la punta del ovillo para entender la existencia de un universo anti-Boca compuesto por hinchas de diversos equipos, periodistas y hasta multimedios de comunicación que en el fondo, muy en el fondo, comparten dos cosas: odio y envidia a Boca. O para ser más exactos, al revés. Envidia que da lugar a odio.
Hinchadas que alienten hay muchas. No la de River, por supuesto. Hinchadas seguidoras, las hay. Pero esa unión entre Boca-equipo y Boca-hinchada no se da en ningún otro lado. Y eso es lo que molesta en hinchas rivales y causa admiración en extranjeros. Que Boca-equipo y Boca-hinchada sean una misma cosa.

Jugadores de Boca formando una bandera en agradecimiento a la hinchada.

Hinchada de Boca portando una camiseta gigante en agradecimiento a los jugadores.

Este fenómeno imposible de clonar, es muy difícil de entender para quienes miran desde afuera, pero tiene explicación en los valores que representa Boca: la garra, el luchar ante la adversidad sin darse por vencidos, el temperamento para defender la camiseta de Boca. Todas estas cualidades convierten hipotéticamente a cualquier hincha de Boca en un jugador de Boca. 
Es mas, si un domingo cualquiera en un partido de campeonato, formáramos un equipo de Boca con 11 hinchas, seguramente perderían pero dejarían el honor de la camiseta de Boca a salvo. Se irían aplaudidos, serían reconocidos por su entrega, Eso, es lo que une inseparablemente al hincha de Boca con su equipo. Ser un virtual jugador ideal para Boca.
En otros equipos donde se priorizan los éxitos deportivos o el paladar negro de un fútbol bien jugado, 11 de sus hinchas jamás podrían integrar esos equipos, ya que su participación no garantiza ni ganar ni jugar un fútbo exquisito. Incluso perderían sus partidos jugando un fútbol bastante pobre, cosa que los haría tener que soportar insultos, proyectiles, tomas de hall y hasta pinchaduras de neumáticos. Por eso, esos hinchas son apenas observadores desde afuera de la suerte de sus equipos.
El Jugador Nro. 12 es distinto. Es parte de Boca. Sin él, Boca no sería Boca. Y esa es la verdadera envidia de los demás. Aunque ocasionalmente se nos pueda envidiar un pasaporte o la cantidad de copas, nuestro orgullo es la gente. Y eso no va a cambiar jamás.

viernes, 25 de mayo de 2012

Olé vs Olé de Farinella

Nos llama la atención que el Olé de Farinella se largue a hacer una encuesta de hinchas cuando la realidad nos demuestra que la matemática no es últimamente uno de sus puntos fuertes. Y no nos referimos a la polémica (?) nota en donde se hablaba de 200 hinchas del Zamora FC en la tercera bandeja del Riachuelo el 18 de abril de 2012. Todos los que estuvimos en la Bombonera esa noche contamos no más de 70. Algunos dicen 68, otros 54. De ahí a 200 hay mucha diferencia. Pero no nos vayamos de tema. El karma del Olé con las matemáticas es algo más grave todavía.

Hace un par de años, antes de que Farinella sea director del diario, Olé hizo un relevamiento en donde nos juraron que el ejemplar más vendido de toda la historia fue el de Boca campeón de la Libertadores 2007:


Pero resulta que el 23 de mayo de 2012, en pleno proceso del Registro Nacional del Hincha, el Olé de Farinella cumplió jóvenes (?) 16 años y publicó esto:


Ya no estamos hablando de discutir si Boca juega para el culo o no. Tampoco si la B es mejor que la A. Estamos discutiendo números. Fríos números que nadie mejor que Olé debería saber.
Pero algo no cierra. ¿Se le habrán mezclado los números de los ejemplares más vendidos con los del Registro del Hincha? ¿O se le mezclaron los pines? ¿O será que desde que River se fue a la B, en la redacción del diario están prohibidas las calculadoras? 

¿A qué Olé le creemos? ¿Al de antes de Farinella o al de ahora? ¿Al de antes o al que repite todos los días que “la pasión no sabe de categorías”? ¿Le creemos al Olé que probaba con números en la mano que Boca es el equipo más popular del mundo?


Fuente: diario Olé correspondiente a febrero de 2008, por supuesto antes que Farinella sea su director.

¿O le creemos a este Olé de Farinella que sin ninguna encuesta que lo respalde le tira los centros a Almeyda para que diga descaradamente barbaridades como que River tiene más hinchas que Boca?
Gracias al Passucci Francisco

miércoles, 23 de mayo de 2012

Basta de la mentira de 1901: River fue fundado el 15 de mayo de 1904

Nuevamente, nos llega un mail a nuestra casilla lapassucci@gmail.com de un indignado hincha de River queriendo pelearnos y debatir varias cosas que se han publicado aquí. Bien, no a todos les contestamos, realmente algunos sólo braman barbaridades inconexas y no están a la altura. Pero hay otros que hay que reconocer que al menos se esmeran y eso lo valoramos. Nos exigen y eso nos gusta. A veces demoramos un tiempo, porque, sepánlo, no sabemos todo. Y muchas cosas requieren ser investigadas a fondo, no nos gusta responder livianamente, sin datos o con pocos fundamentos. Si nos metemos en un tema, vamos a fondo. 

La cuestión, es que este mail lo íbamos a desestimar, porque realmente es un tema que no nos incumbe. No tiene que ver con Boca, ni forma parte de algo que desde River quieran refregar para sacar ventaja donde no la hay (como si fuera importante ser fundado antes que otro. Por caso Gimnasia y Esgrima La Plata es de 1887 y eso no lo hace más importante o mejor. Y Universidad de San Martín de Perú es de 2004 y no tuvo ningún problema en derrotar dos veces a River en los tiempos que éstos jugaban Copa Libertadores, en 2008 y 2009). Pero es una mentira. Y una mentira que tiene que ver con su origen. Y tal vez, en ese origen dudoso, bah, dudoso no es, pero sí distinto al que oficialmente presentan, está el gran problema de todo. Vamos por partes. El mail:

“Señores de La Passucci, me dirijo a uds. con motivo de responderle a algunas de las cosas que publicaron erróneamente. Más allá de las cargadas y el humor, hay un tema en el que se equivocan de mala manera y es en la fecha de fundación del glorioso River Plate. El club se fundó el 25 de mayo de 1901, esto es bien sabido. No en 1904 como pusieron. Sé que a uds. les gustan las pruebas, así que adjunto la más contundente prueba de todas: el acta de fundación. Espero haber cumplido con sus normas de ‘no insultos ni mayúsculas’ y que contesten”


Muy bien felicitado! Bien en la redacción, buen trato, con respeto. Así nos gusta. Vimos el archivo y realmente es elocuente: “En Buenos Aires, a veinticinco días del mes de mayo del año mil novescientos uno…”. Indudablemente, ¡si un papel dice eso debe ser cierto! Creemos que corresponde a la edición de El Gráfico por el Centenario de River. Pero para que se corresponda con la verdad, falta más que una publicación de renombre sea la que lo edite.

O sea, ese papel es ápocrifo. Obviamente no es el acta original, porque está escrito en una tipografía típica de computadora, no es manuscrita ni de imprenta de la época. Es una copia hecha mucho después, pero ¿cómo podemos saber si ese texto figuraba así en 1901? ¿De dónde surge? Entonces, lo que hay que buscar es un documento oficial que avale esa “acta”. Según los propios historiadores de River, el documento del club más antiguo que sobrevivió al tiempo es una Memoria y Balance de 1909, aludiendo al 6º ejercicio que estaba por empezar (Si 1909 fue el sexto, retrociendo, el primero corresponde a 1904). Es muy interesante el informe que hizo el Centro para la Investigación de la Historia del Fútbol al respecto (y que el Diario Clarín difundió), un lugar integrado por periodistas, investigadores e historiadores de diversos cuadros, entre ellos, de River Plate.
En La Passucci decidimos hacer nuestra propia investigación. Nos pusimos a averiguar por todos lados a ver qué encontramos. Uno de los 12 Apóstoles, con su máquina del tiempo viajó a 1910 y a la ciudad de Zárate para enviar una consulta a la revista “La Vida Moderna”, sobre el origen de River Plate. Y tuvimos respuesta:

Fuente: Revista "La Vida Moderna", edición 173 del día 3 de agosto de 1910. Página 15.
Claro. Seguro no faltará el escéptico que diga “¿cómo? ¿Viajan en el tiempo? Dejá de mentir bostero”. Eh, un poco de fantasía, che. Obvio que no viajamos en el tiempo, sino iríamos con una cámara HD para filmar todo y traer las pruebas del caso (aunque indudablemente iríamos primero a 1976 a traer el gol de Suñé). Y jugar unos números a la Lotería así nos salvamos (?). Simplemente viajamos a las bibliotecas y hemerotecas, que quedan más cerca y tienen entrada libre y gratuita. Así fue que nos fuimos a revisar el diario La Nación del domingo 22 de mayo de 1904, el que es nombrado en el informe del CIHF como la primera publicación en que se hace mención a River y se aclara como se produjo su fundación.


Fuente: Diario La Nación. Domingo 22 de mayo de 1904. Página 4. En la última columna pueden ver cómo se fundó el Club Atlético River Plate. Con esto le decimos game over (?) a la farse de 1901 (click para ampliar)

Fue Enrique Zanni, uno de los fundadores, quien en 1938 dedujo que la fecha exacta de fundación fue el 15 de mayo de 1904. Las pruebas periodísticas son contundentes y complementan al muy buen informe hecho por el CIHF hace ya 8 años. Servirá para tratar de analizar qué implica que el nacimiento de River en realidad sea en 1904 y no en 1901. Tal vez tantos años de soberbia, de desprecio a las clases populares, de envidia a Boca, de olvido del barrio, de renegar del origen humilde vengan desde el comienzo mismo de todo. Porque, por ejemplo, esa propensión a caer en ridículas excusas cuando no se le dan los resultados quizá haya tenido inicio por esa época

Fuente: Diario La Argentina. 3 de Agosto de 1905. River pierde 1-0 y se retira a los 15 minutos...

Fuente: Diario La Argentina. 5 de Agosto de 1905. El capitán de River dice que no perdieron 1-0 en quince minutos de juego, sino que jugaron 45 y no les ganaron porque... no había arcos. ¡Brillante! Ojo, no tenemos pruebas de si hubo arcos pero nos preguntamos... ¿para qué jugaron 45 minutos?
Por las dudas, aclaramos que si aparece como “River Plate Juniors” no es una cargada, ni el agregado del apellido que les corresponde llevar por ser hijos nuestros. Así se hacía llamar un equipo alternativo que jugaba algunos desafíos barriales mientras el club ya estaba afiliado (a veces incluso usaba el antiguo nombre de “Santa Rosa”) y competía en los torneos de AFA (repasen los jugadores Capdeville, Antelo, Rolón y F. Priano, vinculados netamente a River). Es realmente extraño jugar 45 minutos en una cancha sin arcos, incluso para 1905… pero con River todo puede ser. Todo menos aceptar una derrota, ¿no?

Fuente: Diario La Argentina. 17 de agosto de 1905. River Plate Juniors integrado por varios jugadores de River Plate.
 
Para el final, hemos leído y escuchado millones de veces que a diferencia de nosotros, ellos son limpios, puros, la Casa Blanca, el fútbol champagne, los millonarios. No nos molesta para nada que nos digan bosteros, hemos adoptado para siempre ese apodo. No tenemos miedo en jugar en el barro, en meter la pierna, en poner huevos, en gritar en condiciones adversas, en que nos vean feos, sucios y malos, en plantarnos en situaciones incómodas. Parece que a ellos lo que es suciedad siempre les molestó e intentaron armar una historia “color de rosa”, llena de pulcritud. Dijimos que el origen de River fue muy humilde, muy pobre, con muchas carencias. Es hora de que abran los ojos.

Fuente: Diario La Argentina. 25 de junio de 1907. River tenía su cancha en Sarandí por aquella época.
Listo, paramos aquí. Tranquilo lector riverplatense. No empiece a mandarnos mails con fotos de tribunas de Boca llenas de gente fea, "bolitas" como ud. se refiere. Las tenemos todas, y ¿sabe qué? No nos molesta para nada. Nos enorgullece. Es pueblo. Es Boca. No reniegue de la gente humilde, mírese un poco en el espejo, reflexione. Y sepa que hoy no cumple 111 años, somos buenos y lo vemos unos 3 años menor, así que debería agradecernos. Perdón por demorarnos 10 días, su cumple fue el 15, espero que la haya pasado bien.

lunes, 21 de mayo de 2012

River siempre es motivo de burla 1970

Noviembre de 1970. En las oficinas de la revista “Siete días” se llevó adelante una histórica nota que bien podría ser considerada pionera y casi tatarabuela de las hoy conocidas “cámaras oculta”. Allí, el Jefe de la hinchada de Boca, Quique el Carnicero, se hizo pasar por un periodista y entrevistó a la Gorda Matosas, la Jefa de la hinchada de River.
La supuesta nota es sólo un pretexto para cargar a River y deja entrever, entre otras cosas, las pesadas cruces que cargaba el equipo de Núñez por aquellos años: ser el primer y único equipo con una mujer como jefe de hinchada, 13 años sin vueltas olímpicas y los superclásicos en el Monumental con hinchas de Boca infiltrados en sus tribunas.
Fuente: revista Siete dí́as número 185 correspondiente al 29 de noviembre de 1970.





sábado, 19 de mayo de 2012

La Bombonera es una cancha hermosa 1994


13 de octubre de 1994, Bombonera. Boca recibió a River por los cuartos de final revancha de la Supercopa. Tras el empate 1 a 1 y la definición por penales que clasificó a Boca y eliminó al equipo millonario, los festejos desatados por la Mitad más Uno fueron interminables.
Y entre tanta fiesta, antes de retirarse a sus casas, hablaron los protagonistas. La mayoría hizo referencia al partido recién disputado, a excepción de Enzo Francescoli. El uruguayo, como era la primera vez que jugaba en la Bombonera, no ahorró elogios para nuestra cancha. Si cuando dijo que “los hinchas de River eran muy pelotudos” dudamos en darle la razón, en esta oportunidad le tenemos que dar la derecha al Príncipe con los ojos cerrados.
La Bombonera es una cancha hermosa. Es una cancha con mística, con magia, con hazañas sobre el lomo. Es una cancha que inspira temor, respeto y, como vemos, admiración en extraños y hasta en rivales.
Fuente: diario Clarín correspondiente al 14 de octubre de 1994.

jueves, 17 de mayo de 2012

Qué causa la Bombonera en los rivales

Antes de hablar de construir estadios nuevos, hay que entender exactamente lo que significa la Bombonera. No sólo para nosotros los boquenses, un pedazo enorme de nuestra historia y mística, sino también para los rivales.
Digámoslo clarito. La Bombonera asusta, intimida, presiona, pone nerviosos a los adversarios de Boca. Ese plus no se logra de la noche a la mañana ni se consigue en corralones de construcción o en billeteras de jeques árabes. Son años y años de magia, de hazañas, de pasión del Nro.12 volcada en esos escalones. Su acústica, su arquitectura, su impronta es única en el mundo.
Y cuando decimos que la Bombonera asusta e intimida no queremos quedarnos en palabras en el aire. Eso hacen los Almeyda. Nosotros queremos documentar con pruebas concretas lo que decimos.

Aristóbulo Deambrosi, integrante de La Máquina de River contando que la presión de la Bombonera, la cercanía de los palcos, lo incomodaba al punto de no querer jugar en cancha de Boca.
Fuente: revista El Gráfico número 3349 correspondiente al 13 de diciembre de 1983.


Viáfara de Once Caldas y su experiencia dramática cuando tuvo que jugar en cancha de Boca por la final de Libertadores 2004.
Fuente: sitio Pasión Libertadores, 16 de abril de 2012.
Gracias al Passucci Sergio Domínguez


Trabar de cabeza por la mística boquense significa, entre otras cosas, respetar nuestra historia. La Bombonera es parte de ella.

martes, 15 de mayo de 2012

Ser subcampeones del eterno rival: temple vs histeria

En La Passucci no nos cansamos ni nos cansaremos de marcar las cualidades del Jugador Nro. 12  que hacen a su mística, a su forma de ser. Cualidades que vienen desde el fondo de la historia y en definitiva hacen que el hincha de Boca sea reconocido y respetado por todos. Por supuesto hay diarios deportivos excepciones que se esmeran en tratar de tapar el sol con las manos y prefieren construir una realidad donde sólo se habla de Calcio, rating, TopBrand y una competición de entradas vendidas en donde Boca no participa. Pero no importa. La fuerza de los hechos es inapelable. Y como somos boquenses, tenemos todas las de ganar. Hoy vamos a comparar hechos concretos en una materia donde la hinchada de Boca siempre ha ganado por afano y da cátedra: apoyar ante la adversidad.
Y como la adversidad puede ser entendida de muchas maneras, ponemos frente a frente dos hechos calcados. En la última fecha de un campeonato, quedar como subcampeones mientras el eterno rival da la vuelta olímpica. Situación que no será el fin del mundo, pero que sin dudas representa un momento delicado y doloroso. Sobre todo cuando avanzan los minutos y crece la impotencia a medida que las portátiles avisan que en la otra cancha no se patea al arco bajo ningún concepto.

Apertura 1992
Domingo 20 de diciembre de 1992. La última fecha muestra a Boca primero con dos puntos de ventaja sobre River. A los de Núñez sólo le servía la derrota boquense y un triunfo suyo como para alcanzarlo en la tabla y coronarse campeón por la abultada diferencia de gol con la que aventajaban a Boca.
El partido de River ante Argentinos en Caballito comenzó con retraso por incidentes en las calles. Pero la demora terminó jugando a su favor, porque en la Bombonera Solbes puso el 1 a 0 para San Martín de Tucumán. El desfasaje de horarios puso durante unos pocos minutos a River como virtual campeón.
Pero el empate de Benetti y un segundo tiempo inofensivo (?) en La Boca, desataron la locura en cancha de Ferro. Invasión de campo de juego, proyectiles, gases, corridas... Partido suspendido.


Fuente: revista El Gráfico número 3820 correspondiente al 22 de diciembre de 1992.

Ojo que la muestra de intolerancia y de falta de apoyo del Jugador -1 ya había tenido lugar una semana antes cuando el micro con el plantel millonario fue recibido en el propio Monumental en medio de insultos y escupitajos.

Fuente: revista El Gráfico número 3819 correspondiente al 15 de diciembre de 1992.

Estamos hablando de un River que hacía apenas 11 meses no salía campeón y venía de varias vueltas olímpicas en los últimos años. Pero insólitamente, ese grupo de jugadores se topaba con una hinchada que le daba la espalda, lo agredía y terminaba de desatar un verdadero bochorno ante la coronación inevitable de Boca.

video

En resumidas cuentas, un nuevo papelón de la hinchada de River que dejó a las claras la falta de entereza para asumir una derrota. Ah eso sí, después repiten como loritos que en las malas apoyan al equipo. Aunque sea una vez en la vida, estaría bueno que lo demuestren. Pero con hechos concretos y no palabras.

Apertura 1997
Domingo 21 de diciembre de 1997. La última fecha mostraba un escenario inverso pero con un agravante para Boca. No había forma de que se corone campeón. A lo máximo que podía aspirar era, derrota de River y triunfo suyo mediante, a forzar un desempate. Cosa que de no suceder le otorgaba a los de Núñez nada menos que un tricampeonato local.
La Bombonera empujó de entrada buscando el milagro y el partido con Unión quedó rápidamente definido tras goles de Arruabarrena y Palermo. El foco de atención se trasladó inevitablemente a la cancha de Vélez donde River visitaba a Argentinos. El Bicho alcanzó el 1 a 1 faltando 15 minutos y las radios prácticamente hablaron de partido terminado ya que los 20 jugadores de campo tocaban para los costados y rifaban la pelota al campo rival sistemáticamente. Ahora viene lo mejor.
El Jugador Nro. 12 entendió rápido el mensaje y dando muestras de entereza y templanza ante una derrota que se iba a consumar en cuestión de minutos y que estiraba a 5 años la sequía de títulos locales, desató un verdadero carnaval. Todo un estadio cantando por los colores azul y oro. Hasta hubo un momento en que el partido se paró y los jugadores miraron a las tribunas sin entender exactamente qué estaba pasando. El campeón ya era River pero la fiesta estaba en la Bombonera. No tiene lógica pero así es el hincha de Boca, un verdadero fenómeno popular desde la misma fundación del club.



Fuente: diario Clarín correspondiente al lunes 22 de diciembre de 1997.

Fuente: diario Clarín correspondiente al lunes 22 de diciembre de 1997.

Fuente: diario Clarín correspondiente al lunes 22 de diciembre de 1997.

Fuente: diario La Nación correspondiente al lunes 22 de diciembre de 1997.

Fuente: diario La Nación correspondiente al lunes 22 de diciembre de 1997.



La despedida al equipo fue con aplausos y una ovación, no sólo por la brillante campaña de un equipo subcampeón a un punto de River, sino para confirmar una vez más que el ADN de Boca no contempla escenas de histeria ante una adversidad. En los peores momentos, ahí va a estar el hincha de Boca al lado de su equipo. Sin invasiones con encapuchados, sin maderas, palos, piedras a los propios jugadores. Sin pegarles y sin destruir la Bombonera. Eso es propiedad exclusiva del Jugador -1.
Dejemos que siga de moda el rating, ser TopBrand y las tapas de Olé hablando de la B. Dejemos que el Jugador -1 sea el campeón del caradurismo y hable de apoyo en las malas sin ponerse colorado.
Que los dueños de las tribunas desbordadas de hinchas con pasión y verdadero apoyo incondicional, somos nosotros los boquenses.

domingo, 13 de mayo de 2012

La Passucci ante el Registro Nacional de Farinella

Todas las encuestas en la historia del fútbol argentino lo dan a Boca como el equipo con más hinchas. Algunas con el 38%, otras con el 40%. Incluso las hay con un poco más. En La Passucci las tenemos todas muy bien guardadas. Desde la que se hizo en 1911 hasta la última de Artemio López en febrero de 2012. Más de 100 años de encuesta todas ganadas por Boca. Nunca jamás ganó River y nunca jamás lo hará. 
Ahora surge el Registro Oficial de Hinchas de Olé, no casualmente luego de poner en tapa las delirantes frases de Almeyda sobre que “se acabó el mito de que Boca es la mitad más uno”. Ya sabemos cómo funciona el negocio. Se le moja bien mojada la oreja al hincha de Boca para que muerda el anzuelo y se sume masivamente a la iniciativa. Perfecto (?).
Pero somos concientes que lo que se busca no es solo sacarnos la plata, sino algo peor. Jugarse una patriada: la de forzar que River nos gane una encuesta de cantidad de hinchas por primera vez en la historia. En definitiva, punguearnos la mística.
Ante numerosos mensajes y consultas sobre nuestra postura queremos ser sinceros. La Passucci no avala esta encuesta. No vamos a participar ni nos mueve un pelo. No podemos avalar nunca algo que haga Farinella para engrosar sus bolsillos y para atacar la mística de Boca. Para apropiársela porque sí. O por envidia. No nos interesa ser cómplices de la farsa, cómplices de una modalidad de encuesta que ya desde el vamos evalúa seriamente la posibilidad de usurpar DNIs. Que haya que comprar un diario para votar, vaya y pase. Ahora que se pueda usurpar un DNI ya es demasiado (clic para ampliar).


Esta encuesta la organiza el enemigo, es un plato que se prepara en su cocina. Los pines están en sus manos. Con todo lo que eso implica. Es sin dudas el último manotazo de ahogado en su sueño de querer refundar un nuevo River que sea como Boca. Popular. Y en esa dirección, Olé va a arengar todo lo que haga falta para torcer la realidad.

Si ya de entrada la encuesta no nos parece seria, menos aun cuando empezamos a ver desfilar todo tipo de tapas y arengas para motivar al hincha de River:

Tapa del martes 8 de mayo de 2012. ¿Boca puntero en la A? No. ¿Boca viajando a Chile para jugarse su clasificación a cuartos de final de la Libertadores? ¿Un Velez que jugaba contra Nacional de Medellín?Tampoco. ¿Colón 2 Belgrano 0? No seamos ilusos.
Las tapas tienen su lógica. Más tapas de River, más votos para River. Boca no compra tapas de River y que aparezca el líder positivo (?) ya no es solo para levantarle la moral a la gente de Núñez. Las tapas van a jugar un rol clave en la votación de Farinella. Esa será su forma de manejar los números. Ni hablar si abajo agregamos alguna que otra arenga.

Pero esto no es lo único que es poco serio. Ojalá. Cuando la realidad obliga a tapas que no sean de River, nos topamos con señales bastante claras de cuál es el norte de este Registro de Hinchas.


Veamos la edición del jueves 10 de mayo de 2012, edición con Riquelme en tapa post clasificación frente a Unión Española en Chile. Como estábamos muy aburridos (?), hojeamos detenidamente página por página e hicimos una lista de todos los equipos que tenían su espacio en el Olé de ese día. Anotemos:
páginas 4, 5, 6, 7, 8, 10: Boca y su clasificación a cuartos de final de Libertadores.
página 11: resultados parciales del Registro Nacional de Hinchas.
páginas 12, 13: Lanús.
páginas 14, 15: Racing.
página 16: Independiente.
página 17: San Lorenzo.
páginas 18, 19, 20, 21: Atlético de Madrid.
página 22: Banfield, Tigre, Colón, Belgrano, Atlético Rafaela y Unión.
página 23: All Boys, Argentinos, Arsenal, San Martín de SJ, Olimpo, Godoy Cruz, Vélez, Estudiantes y Newell’s.
páginas 24, 25, 26: River.
página 27: Quilmes, Gimnasia, Aldosivi, Almirante Brown, Desamparados, Rosario Central, Defensa y Justicia, Deportivo Merlo, Independiente Rivadavia, Gmo. Brown y Boca Unidos.
página 28: Huracán, Patronato, Instituto, Atlanta, Ferro, Chacarita, Gimnasia Jujuy, Villa Dálmine, UAI Uriquiza, Fénix, Argentino de Quilmes, Douglas Haig y Crucero del Norte.
página 30: Deportivo Morón, Acassuso, Estudiantes de Caseros, AFA.
página 31: juegos olímpicos.
página 32: tenis.
página 33: tenis y automovilismo.
página 34: basquet y boxeo.

Sobre un total de 48 equipos que tuvieron su tratamiento en el Olé de Farinella de ese jueves 10 de mayo, ¿a que no adivinan cuál fue el único arengado para que sus hinchas lo voten en la encuesta? Exacto. Ese mismo. Y bastante alevoso, por cierto. Fue casi un ruego, apelando a copar tribunas y, dato no menor, muy bien ubicado al lado del título de nota. Así educa Olé al nuevo hincha de River e ignora al resto:

Fuente: diario Olé correspondiente al 10 de mayo de 2012.

Así que tras un intenso debate de más de 3 horas, los 12 Apóstoles de La Passucci decidimos mantenernos al margen de esta votación que organizan los mismos que contabilizaron 200 hinchas de Zamora en la Bombonera, cuando todos vimos que eran 60. Si así va a ser el escrutinio, no sólo no nos interesa participar sino que nos parece muy poco serio. Gracias (?). 
Ojo. Dejamos a los Passuccis al libre albredrío asumiendo que lo que está en juego es mucho. Si cuando River gana el rating por 4 décimas, Olé titula un “Te rompo el rating” ni queremos imaginar qué pasaría si este nuevo intento por rotularse como el equipo más popular les sale bien. 
Así que queridos Passuccis del mundo entero (?), hagan lo que quieran. Si alguno decide comprar el Olé de Farinella (no nos cansamos de repetirlo, nuestro problema no es con Olé sino con su director), ingrese su pin, vote por Boca Juniors y duerna tranquilo de tener papel para prender el fuego del asado al otro día. Pero ojo que ese humo va a ser muy tóxico.
Ya que estamos con el tema (?), si a alguien le interesa ver una encuesta muy pero muy masiva, La Passucci recomienda ver la del Gran DT. Una encuesta con más de 2 millones de personas participantes. Hasta ahora, la encuesta con mayor cantidad de votantes (clic para ampliar):


Este Registro de Hinchas de Olé no va a ser la encuesta más importante, ni la más certera, ni mucho menos la más confiable. Nada más lejos. 
Y tampoco tendrá chapa como para confirmar ni derribar nuestros 107 años de pasión, pueblo y multitud en el lomo. En ese rubro no hay manera de ganarnos. Tal vez les levante un poco el ánimo a los que tienen 3 años de tribunas llenas. A nosotros, no.

viernes, 11 de mayo de 2012

"La de Boca, una aficiòn de oro, quizàs la mejor del mundo" 1991


Año 1991. Si lo decimos nosotros los boquenses, se nos podrìa acusar de no ser imparciales. Así que mejor que lo digan los de afuera.
Boca trasciende la Argentina no sólo por sus éxitos deportivos sino por su hinchada. El Jugador Nro. 12 tiene mística, historia, tradición. Todos valores bien ganados, no desde 2009 a la fecha, sino desde siempre. Y es muy gratificante que en otros paìses se hable de la hinchada de Boca como “quizás, le mejor hinchada del mundo”. De hecho, ene sta publicación sobre los grandes equipos del mundo, a Boca se lo reconcoer por el fervor y la pasión de su gente.
Al hincha de Boca se lo reconoce en todos lados por su aliento, por ser justamente un jugador más. Una fama sostenida con hechos desde la fundación del club en adelante. El hincha de River para ser reconocido, necesita sí o sí de periodistas partidarios e hinchas con micrófono en mano o dirigiendo diarios deportivos.
Fuente: “Los Grandes Clubes del Fùtbol Mundial” número 6. Publicaciòn de Universo Editorial S.A., Montera 25-27-28013, Madrid, España.
Gracias al Passucci Cancuma

miércoles, 9 de mayo de 2012

"Ahumada tenía razón" 2011

21 de agosto de 2011. Es muy importante que un ex jugador de River, ídolo del Jugador -1, hincha de River de toda la vida e hijo de la mejor cocinera de ravioles del mundo, confirme la veracidad de las declaraciones de Oscar Ahumada.
Fuente: cuenta Tweeter oficial de Christian Fabbiani.

lunes, 7 de mayo de 2012

El caso Ahumada y cómo terminó de traumarse el hincha de River

Ante numerosos mensajes de hinchas de Boca sorprendidos por no encontrar la frase de Ahumada en La Passucci, queremos llevar tranquilidad a esos corazones y explicar lo sucedido. Nos tomamos un poco más de tiempo, porque quisimos llevar adelante una minuciosa investigación de todo lo que pasó en aquel mayo de 2008.
Ojo que no casulamente realizamos dicha investigación íntegramente en base a diarios Olé. Olé se encontraba en ese momento en una etapa de transición entre ser un diario deportivo y transformarse en una revista partidaria de River de la mano de Farinella. Este episodio de Ahumada seguramente potenció o aceleró este proceso. Así que nos pareció interesente ver la versión de Olé de aquel hecho.
Hoy día, mediados de 2012, de la mano 100% de Farinella ¿cómo hubiera reaccionado Olé? ¿Qué hubieran dicho? ¿Le hubieran hecho un planito a los hinchas de River para que puedan llegar a la casa de Ahumada en Av. del Libertador y hagan el escrache? Posiblemente.

Podríamos haber puesto al audio con la frase del mediocampista de River y listo, pero no es nuestro estilo. Nos gusta ir al hueso, trabar de cabeza y, principalmente en este caso, brindar toda la información posible para tomar una real dimensión de los hechos. No dejar de lado ningún detalle si se trata de conocer la verdad. Nada de suposiciones ni fantasías. Y como lo que ocurrió en ese mayo de 2008, fue mucho más grave que una frase dicha por un jugador de River, tuvimos que laburar y mucho.
Aclarado el tema, sólo nos queda felicitar y agradecer al equipo especial de Passuccis que trabajó arduamente para, no sólo recordar los dichos de Ahumada, sino hacer una cronología de todo, pero todo lo sucedido en aquellos días. Es obligación de todo Passucci leer (clic para ampliar), memorizar, difundir y por qué no panfletear, todo lo que sigue a continuación. Empecemos por el principio.

Jueves 8 de mayo de 2008, estadio Monumental. River queda eliminado insólitamente de los octavos de final de la Copa Libertadores. Tras ir ganando 2 a 0 durante el segundo tiempo y con dos jugadores más que su rival, San Lorenzo logra empatarle 2 a 2 y avanza gracias a su triunfo 2 a 1 en el partido de ida.
Fuente: diario Olé correspondiente al 9 de mayo de 2008.

Este partido es el disparador de un cataclismo en el mundo River. Y hasta nos atravemos a decir que es una bisagra en su historia. Al traspié deportivo se le sumó el revalidar su mote de gallina de una forma difícil, muy difícil de superar. Aunque se trata de River y nunca se sabe. Pero estar de local, ganando 2 a 0, 11 contra 9 y terminar empatando y eliminado es poner la vara muy alta. Como si todo esto fuera poco, sus protagonistas no pudieron o no supíeron asumir la realidad y dieron forma a una carnicería de todos contra todos. Dirigentes, hinchas, jugadores, cuerpo técnico, ex jugadores. Todos acusándose mutuamente, nadie asumiento la realidad.
Con la eliminación consumada y ante semejante muestra de gallinismo aquel 8 de mayo, el público de River presente en el Monumental reaccionó de diferentes maneras. Todas buscando cortar cabezas en lugar de intentar algo que se asemeje al respaldo. Podemos decir que se vivieron horas de tensión. ¿Por qué? Seguramente por demostrarse así mismos y a todo el mundo que miraba por TV, que no hay equipo más gallina que River. Y que ese gallinismo se ve reflejado también en sus tribunas. Lo que elevó mucho más el histórico trauma del Jugador -1 en las tribunas cuando pretende compararse con la hinchada de Boca.
Si aquella noche, tras el final del partido, hubiera ocurrido una mínima demostración de apoyo, nada de lo que ocurrió a continuación hubiera pasado. Pero le estamos pidiendo a la gente de River que se comporte como la de Boca. Y eso es imposible.

Despedida con insultos
Fuente: diario Olé correspondiente al 9 de mayo de 2008.

Toma de hall e incidentes.
Fuente: diario Olé correspondiente al 9 de mayo de 2008.

Conferencia de prensa de 38 segundos
Fuente: diario Olé correspondiente al 9 de mayo de 2008.


Fuente: C5N cubriendo la furiosa salida de los hinchas de River.

Al día siguiente el diario Olé abrió el debate, difícil, duro, sobre si el partido con San Lorenzo había sido la peor humillación en la historia de River. Incluso superando a la final con Peñarol en 1966 que instaló el mote de gallinas. Con la discusión abierta, empezaron a sumarse las voces de famosos y anónimos hinchas de River, cada uno dando su punto de vista. Y hubo para todos los gustos.


Fuente: diario Olé correspondiente al 9 de mayo de 2008.




Fuente: diario Olé correspondiente al 10 de mayo de 2008.

Como vemos, la pluralidad de opiniones va de un extremo a otro. Desde los que sostenían que había sido la peor humillación en la historia de River, pasando por los que no se decidían a asegurarlo, estaban también los que ninguneaban el hecho olímpicamente. Por ejemplo el siempre locuaz José María Aguilar.

Fuente: diario Olé correspondiente al 14 de mayo de 2008.

El viernes 9 de mayo River ya era un cabaret. Pero como de River nunca se dice que es un cabaret, mejor digamos que era un polvorín. Bajada de línea con chispazos entre DT y jugadores, referente con apenas tres meses en el club tratando de minimizar y explicar lo inexplicable y presidente cuestionando a equipo y cuerpo técnico y hasta polemizando con ex jugador e ídolo en forma bastante llamativa.





Fuente: diario Olé correspondiente al 10 de mayo de 2008.

Con semejante escenario de todos contra todos, el panorama para el River - Gimnasia del domingo 11 de mayo por al Clausura era, como mínimo, apocalíptico. Pero ese panorama incluso terminó siendo ampliamente superado por todo lo acontecido aquella fría tarde en el Monumental. ¿Qué pasó? De todo, menos apoyo de la poca gente de River presente en el estadio. Ni siquiera el triunfo millonario 4 a 2 ni la punta del campeonato lograron hacer cambiar la actitud hostil del Jugador -1.  Y cuando decimos que pasó de todo, es de todo en serio. Anotemos.

Gestos obscenos de Juan Pablo Carrizo hacia la tribuna Sívori
Fuente: diario Olé correspondiente al 14 de mayo de 2008.

Hinchas enojados silbando e insultando





Banderas agraviantes a jugadores y recibimiento con maíz y pañales

Fuente: diario Olé correspondiente al 12 de mayo de 2008.

Era evidente que la vergüenza de los hinchas millonarios superaba a la eventual alegría por el triunfo 4 a 2 sobre el Lobo y la posible coronación en el Clausura.


Fuente: diario Olé correspondiente al 12 de mayo de 2008.

Capítulo aparte de aquel River 4 Gimnasia 2, merece el recibimiento con maíz a los jugadores millonarios por parte de la San Martín Baja.

Fuente: diario Olé correspondiente al 13 de mayo de 2008.

El hecho de haberles tirado maíz, significa varias cosas. Primero, reconocerse gallinas. Segundo, reconocer que ser gallina no es motivo de orgullo ni para andar gritándolo a los cuatro vientos, sino motivo de vergüenza y de cargada. Y tercero, lo más grave, el maíz fue el arma elegida para destruir la moral de aquellos jugadores. Algo que el hincha de River hizo con los suyos casi siempre a lo largo de la historia. Así como a Labruna le cantaban "Toto Lorenzo" para hacerlo sentir mal, a estos jugadores los humillaron tirándole granos de maíz y tildándolos de gallinas.


Fuente: diario Olé correspondiente al 13 de mayo de 2008.

El tema del maíz fue motivo de intensos debates entre los propios riverplatenses. Algunos en contra, otros llamativamente a favor, hasta fue puesto a la altura de la bandera negra de la barra de Boca en 1995. Entre nosotros, si nos dan a elegir entre colgar una bandera irónica o agredir a nuestros jugadores tirándoles maíz, elegimos toda la vida usar una bandera irónica.



Fuente: diario Olé correspondiente al 13 de mayo de 2008.

Mientras el mundo River debatía si tirar maíz estaba bien o mal, Olé abría otro foco de discusión. Si ganar eventualmente aquel Clausura alcanzaba para superar la vergüenza de lo ocurrido en la Libertadores. Y ahí las opiniones, nuevamente estaban divididas.


Fuente: diario Olé correspondiente al 13 de mayo de 2008.

El martes 13 de mayo quedó en la historia como el Día de la Verdad. Ese día habló Ahumada y dijo lo que dijo. Vamos a desdramatizar un poco la cosa. Dijo algo que todos sabíamos, incluso los hinchas de River. Incluso algo que ya otros jugadores millonarios como Ángel Labruna y Amadeo Carrizo, habían dicho. Pero ese martes 13 la herida de la Libertadores y la nueva muestra de gallinismo estaban muy frescas. Si el hincha de River hasta ese momento tenía vergüenza, a partir de ese día, se sintió terriblemente humillado porque la verdad salió de la boca de un jugador propio, hincha de River y producto de sus inferiores. Peor panorama imposible.



Fuente: diario Olé correspondiente al 14 de mayo de 2008.

Ahumada dijo dos grandes verdades. La primera, es que la noche del 8 de mayo, tras el primer gol de San Lorenzo, el público de River entró en pánico y se quedó en silencio. Nada de gritar aunque sea para ahuyentar a los fantasmas de un posible empate. Y la segunda verdad, es que la Bombonera se le cayó encima mientras River ganaba 2 a 0 el domingo 1 de junio de 2003.
Los dichos de Ahumada provocaron diversas reacciones y abrieron otro frente de debate en River. Fue un baño de realidad y no tardaron en aparacer las opiniones de famosos, periodistas, ex jugadores, hinchas. Algunos en contra de Ahumada y otros dándole la razón. Todos tratando de digerir a su modo la realidad de ser gallinas en el campo de juego y en las tribunas también.








Muy bien. Ahora viene una de las cosas más misteriosas de este caso. Lo que dijo Ahumada el martes 13 de mayo no debería haber causado tanto revuelo. ¿Por qué? Porque Juan Pablo Carrizo, el día anterior, o sea el lunes 12 de mayo dijo algo muy parecido. Se quejó de la falta de aliento la noche de la eliminación. Veamos.

Fuente: diario Olé correspondiente al 14 de mayo de 2008.

Entonces, es muy evidente que lo que verdaderamente terminó de humillar al hincha de River no fue la frase de Ahumada del silencio atroz, sino la comparación con el comportamiento de la hinchada de Boca en la derrota. Se bancaron la queja de Carrizo por la falta de aliento y se bancaron que Ahumada dijera que tras el primer gol de San Lorenzo hubo silencio atroz. Pero cuando comparó que en la Bombonera la gente de Boca se le caía encima gritando en la derrota, recién ahí el hincha de River saltó como loca loco. Eso se llama cola de paja. O para hablar en forma más técnica, estar psicológicamente traumado. 
Pasaron un par de horas y la bola de nieve fue imparable. River fue el hazmerreir del fútbol argentino. Por la eliminación, por el cabaret y por los dichos de Carrizo y Ahumada. Las cargadas de San Lorenzo, son una cosa. Pero ya cuando se mete Boca en el medio del baile, el hincha de River hubiera preferido que lo tragara la tierra. Peor humillación, imposible.

Fuente: diario Olé correspondiente al 15 de mayo de 2008.


Fuente: diario Olé correspondiente al 18 de mayo de 2008.

A las banderas, se le sumaron canciones armadas especialmente para la ocasión. Ambas con música de Daddy Yankee. Una, con la melodía de "Ella me levantó":
 
Boca no podés perder,
yo siempre te vengo a ver.
la vuelta vamos a dar,
la 12 va a festejar.
ya lo dijo un jugador,
no alienta en el tablón.
gallina vos sos así,
la verguenza del país.
Oooooooooooh la p... que te parió
Oooooooooooh se viene Boca campeón

Y otra fue con la música "Llamado de emergencia":

River vos sos un c..... ooooh ohhh
no alentás en el tablón ohhh ohh
ya lo dijo Ahumada lo amargo que eras
le gustó la fiesta de la Bombonera
che gallina p... sos asi, vos sos la vergüenza del país
che gallina p... sos así, vos sos la vergüenza del país
es la Número 12 la que siempre alienta
la que te lleva adentro del corazón.

A esta altura de los acontecimientos, y como no podía ser de otra manera, los dirigentes de River se tuvieron que poner los pantalones y aunque sea actuar para la tribuna. Por eso se habló inmediatamente de transferir al jugador y de hasta sancionarlo económicamente.

Fuente: diario Olé correspondiente al 14 de mayo de 2008.

El cabaret culebrón era imparable. Estaban enfrentados públicamente, hinchas vs jugadores vs dirigentes vs cuerpo técnico y el país entero miraba el espectáculo. Algo muy penoso y nos animaríamos a decir que jamás visto en la historia. Por lo menos de esta forma tan pública y bochornosa.
Simeone quería utilizar a Ahumada entre los titulares para el partido contra Independiente el domingo 18 de mayo, pero la presión de los dirigentes y de algunos hinchas, lo hacían dudar de si era conveniente hacerlo. Entre varias cosas, su cabeza estaba en juego.

Fuente: diario Olé correspondiente al 14 de mayo de 2008.

Ah, antes que nos olvidemos, algo que nos llamó mucho la atención. Entre tantas opiniones, la del Negro Astrada criticando a Ahumada. Pero lo que nos hace un poco de ruido es que Astrada dijo que "las declaraciones son totalmente desubicadas porque uno tiene que reconcoer donde se formó". Creemos que en todo caso debería haber dicho "las declaraciones son desubicadas porque son una gran mentira". Pero no. Seguramente no le dio la cara para desmentir con todas las letras a Ahumada. Algo así como que estuvo mal pero no por haber mentido sino porque eso no lo debería haber dicho contra el club que lo formó. Muy hábil el Jefe.

Fuente: diario Olé correspondiente al 15 de mayo de 2008.

Amigo Passucci, si hasta ahora usted cree que esto es lo peor que le pasó a River por aquellos días, se equivoca. El miércoles 14 de mayo fue un día tremendo. Vamos por partes.
Primero Ahumada se disculpó públicamente pero no se retractó. Y no sólo no se retractó sino que confesó que muchos en el plantel de River pensaban como él. Y por el mismo precio, nos enteramos que Abreu coincidió acerca del silencio atroz del Jugador -1 durante el partido con San Lorenzo.
La verdad que pedir disculpas pero no retractarse fue muy groso.

Fuente: diario Olé correspondiente al 15 de mayo de 2008.

Ante semejante demostración de confianza y seguridad en Ahumada, los dirigentes fueron a fondo para sancionarlo económicamente y hasta prohibirle volver a jugar en River. Cosa que no asustó al mediocampista. Es más, puso segunda y dejó ver la posibilidad de largarse a hablar sobre posibles manejos turbios de la CD de River. Cocodrilo fue un poroto al lado del cabaret de aquel River 2008.


Fuente: diario Olé correspondiente al 15 de mayo de 2008.

Recién ahí, cuando atacó a la CD, casualmente (?) se organizó un escrache entre hinchas de River. Y acá viene lo más gracioso. Se esperaba una multitud de riverplatenses y apenas fueron 70 personas hasta el edficio de Ahumada. Evidentemente el Jugador -1 no está hecho para meter presión.

Fuente: diario Olé correspondiente al 15 de mayo de 2008.

Viendo la pobrísima convocatoria de los hinchas de River para escrachar a Ahumada, Simeone se envalentonó y decidió finalmente utilizar a Ahumada como titular el domingo 18 en cancha de Racing ante Independiente.

Fuente: diario Olé correspondiente al 15 de mayo de 2008.

A ver si entendemos. Después de decir la verdad y ganarse el odio de dirigentes y parte de los hinchas (otros le daban la razón) Ahumada volvía a ser titular en River. Pensemos por un minuto y hagamos un ejercicio. Pensemos en un mediocampista central de Boca, hincha de Boca y surgido de las inferiores. Puede ser Battaglia, Chavo Pinto, Gago, Banega, el que quiera. Supongamos que ese jugador dice "la hinchada de Boca hizo silencio atroz y yo jugúe en el Monumental y ganando 2-0 la gente de River se nos caía encima". No se ría amigo Passucci, ya sabemos que es muy gracioso, pero haga el esfuerzo y siga. Ese jugador de Boca ¿podría volver a ponerse la azul y oro y salir como si nada a un campo de juego? Definitivamente, no. No hablamos de escraches ni de dirigentes ofuscados. La gente de Boca se haría sentir de una forma mucho más contundente. Centurión, sólo por agarrarse los genitales, tuvo que dejar la Bombonera escondido en un patrullero y no pudo jugar nunca más en Boca. Pero no nos vayamos del tema. Sigamos...

El jueves 15 de mayo, apenas siete días después de la eliminación de Libertadores, Aguilar finalmente se reunió con Ahumada y sólo le pidió que no hable más. Se pateaban para adelante la sanción económica, la transferencia y la prohibición de jugar, pero que por el amor de Dios se quede en silencio.

Fuente: diario Olé correspondiente al 16 de mayo de 2008.

Las idas y vueltas no acabarían ese jueves 15 con la reunión Aguilar-Ahumada. Carrizo encabezó un raid mediático tratando de despegarse del tema y tirándole flores al hincha de River. Algo necesario para lavar su imagen. Pero, rebelde como pocos, no pudo con su genio y siguió desafiando al Jugador -1, que a esa altura era una especie de puchinball.

Fuente: diario Olé correspondiente al 16 de mayo de 2008.

A horas del partido contra Independiente, hubo más cabaret noticias en River. Ahora era un grupo de jugadores millonarios que pidieron a Simeone la exclusión de Ortega del plantel. Situación que en este contexto parecía un juego de niños pero que no hace falta que digamos nosotros lo que significa: feroz cabaret interna.

Fuente: diario Olé correspondiente al 18 de mayo de 2008.

De cara a la visita a Independiente en Avellaneda, se esperaba un recibimiento muy pero muy hostil de parte de la hinchada de River a Juan Pablo Carrizo y a Ahumada.

Fuente: diario Olé correspondiente al 18 de mayo de 2008.

Pero el hincha de River tiene mucha mala suerte. O en el peor de los casos, su presión en una cancha de fútbol es tan apabullante como el zumbido de un mosquito. Sino no se explica que el domingo 18 de mayo, no sólo Ahumada fue titular y fue recibido con banderas, insultos y silbidos, sino que el mediocampista la rompió y terminó siendo la figura en aquel 0 a 0 con Independiente. De no creer.
Así que de no querer verlo jugar más para River, algunos se animaron y hasta lo aplaudieron en el segundo tiempo. Insólito.

Fuente: diario Olé correspondiente al 19 de mayo de 2008.

Otro que fue muy resistido pero cumplió un buen papel manteniendo su arco en cero fue Juan Pablo Carrizo. Cosa que demuestra que incluso tener el hostigamiento del Jugador -1 en la nuca durante 45 minutos y tener al coro Kennedy cantando villancicos es más o menos lo mismo.

Fuente: diario Olé correspondiente al 19 de mayo de 2008.

La cosa es que Ahumada tuvo su reconocimiento y las aguas, por decir de alguna manera, se aquietaron. Por lo menos en su estadía en River. En la vida personal la cosa se puso más complicada ya que fue citado por un juez para que se explaye un poco más en sus declaraciones. No sobre el silencio atroz, porque sobre eso hasta el juez debía estar en autos (?), sino sobre los posibles manejos turbios de la CD en la venta de jugadores.

Fuente: diario Olé correspondiente al 20 de mayo de 2008.
Fuente: diario Olé correspondiente al 21 de mayo de 2008.

Fuente: diario Olé correspondiente al 23 de mayo de 2008.

Con River bastante encaminado al título, llegaron nuevas declaraciones del Beto Alonso sobre los dichos de Ahumada y Carrizo. Alonso, al igual que Astrada unos días antes, se sintió molesto por lo que sijo Ahumada, pero no porque lo que hayan dicho Ahumada y Carrizo hubiera sido mentira. Según el Beto "no te podés tirar contra la gente. No es el momento". O sea que lo que le dolió fue el momento en que habló Ahumada. No que haya dicho una mentira. Curioso.

Fuente: diario Olé correspondiente al 21 de mayo de 2008.

Y si River estaba en la buena senda para salir campeón, lo ratificó el sábado 24 de mayo en el Monumental ante Huracán. Ganó 1 a 0 pero otra vez con silbidos, estadio semivacío y hostigamiento a jugadores como Carrizo y Abreu.

Fuente: diario Olé correspondiente al 25 de mayo de 2008.

¿Cambió la gente de River a partir de ese día? ¿Fue la gota que colmó el vaso de la -1? Está claro que las palabras de Ahumada pegaron duro en las entrañas del ADN riverplatense. Fue verse a ellos mismos de la manera mas cruda.
En el gran cuento de Oscar Wilde "Retrato de Dorian Gray" el protagonista no envejece ni se pone feo, sino que lo hace su pintura/retrato guardada en un ático. La gente de River siempre se creyó rubia de ojos celestes, con su galera, su bastón y frac, su aristocracia, su apodo de millonarios, su eterno despreciar a las clases populares, a los negros "que saltan en las tribunas". Luego de las declaraciones de Ahumada, River subió al ático y miró su retrato. Y todos sabemos qué es lo que vio.
El 8M fue un elecroshock que despertó en la cadena de ADN riverplatense el ADN prohibido, el "en realidad quiero ser Boca, admiro a Boca y su mística". El estallido potenció esa envidia histórica. Está claro que a partir de ese día la gente de river cambió, el equipo de las tribunas vacías empezó a llevar gente a la cancha. Y si a eso le sumamos que Boca dejó justo de vender entradas en todos su partidos de local, empezaron a venderles (el nuevo dire de Ole junto a Castillo en Clarín) que eran los lideres en recaudaciones. Eso empezó a potenciar ese sentimiento inédito en la historia de River: el "copamos las canchas".
River decidió romper el retrato en el que se veían y decidió pintar otro. El 8M no sólo fue el día del silencio atroz, fue algo mucho más grave. Fue el día que River empezó a perder su identidad. Hoy River lleva gente a las canchas pero no sabe qué hacer con esa gente en las canchas. Es una hinchada que no pudo sacar ese punto extra en 7 partidos para salvarse del descenso. Es una hinchada que no gana partidos ni puede arrinconar a ignotos equipos del ascenso.
River perdió la identidad, dejó de mirar la cancha para mirar las tribunas. Muchos hinchas están en contra (recuperemos la platea San Martín, etc) pero muchos otros hinchas acompañados y arengados por Olé y Clarín están contentos con esta nueva identidad. Pero todos sabemos que tarde o temprano van a volver a subir al ático a mirar su retrato y lo que van a ver, probablemente sea mucho más terrorifico que el 8M