lunes, 14 de abril de 2014

Carta de Rattín a la hinchada de Boca 1975



Noviembre de 1975. Tras perder 5 a 3 con San Lorenzo en la Bombonera y quedar eliminados del campeonato Nacional, un nuevo año sin títulos se iba, sumando ya por aquel entonces cinco.
Y Rattín decidió escribir una carta que evidentemente le sirvió de catarsis. Carta que por ejemplo hoy en 2014 está más vigente que nunca. ¿Por qué? Porque el Rata habló con su corazón boquense. Un corazón azul y oro preparado para hacerse más fuerte en la adversidad y en los momentos esquivos (click para ampliar).
Fuente: revista El Gráfico número 2929 correspondiente al 26 de noviembre de 1975.

Gracias al Passucci Diego

sábado, 12 de abril de 2014

Ramón Díaz silbado por la hinchada de River y Passucci lo defiende 1981


1 de noviembre de 1981, estadio Monumental. Por la primera ronda del Nacional, Boca visita a River y termina rescatando un milagroso empate tras el 2 a 2 convertido por Diego de penal en la última jugada del partido. Pero acá lo que nos convoca es otra cosa (?).
Promediando el segundo tiempo, el DT millonario Don Alfredo Di Stéfano, tuvo la brillante idea de reemplazar a Ramón Díaz. Decimos brillante porque la salida de Díaz nos regaló una estruendosa silbatina de La -1 para con su delantero goleador. ¿Por qué? Vaya a saber Dios. Siempre tendrán un motivo a mano para silbar a un jugador propio.
El tema es que tuvo que salir Passucci a bancarle los trapos al riojano. Si será grande Roberto, si le sobrará paño y espaldas, que no se le cayeron los anillo para poner el pecho por Díaz..
Fuente: revista Súper Boca número 10 correspondiente al 3 de noviembre de 1981.

martes, 8 de abril de 2014

Despedida al equipo con cánticos hostiles, silbidos e insultos 2010


29 de marzo de 2010, estadio Monumental. River cae derrotado 1 a 0 ante Argentinos Juniors por la fecha 11 del torneo Clausura. Y esas plateas y populares, esta vez con bastante público, despidieron a sus jugadores con cantos hostiles, silbidos e insultos. Como tantas veces hizo a lo largo de la historia. Nada de alentar en las malas como nos quieren hacer creer.
Este post va dedicado a JOACOMILLO14 quien por mail nos pidió que la cortáramos de subir notas de hace 20 años. El año 2010 esperamos que sea del agrado de nuestro lector y colme sus expectativas de ver material nuevo de La -1. 

Discurso del Toto Lorenzo en La Glorieta de Quique 1977






Tras el empate 1 a 1 con el Deportivo Cali en la Bombonera y la clasificación a la final ante Cruzeiro abrochada, Juan Carlos Lorenzo fue agasajado a la salida de la Bombonera en La Glorieta de Quique, el referente (?) máximo de la barra de Boca por aquellos años.
La fiesta, con mucho de improvisada, terminó con el Toto dando un emotivo discurso a los boquenses presentes aquella noche en ese ícono de la mística de Boca.
Y aquellas palabras de Lorenzo no hacen otra cosa que reflejar una de las patas de nuestro ADN. La influencia de la gente de Boca para con el equipo. La comunión hinchada / jugadores que nos caracteriza y destaca como no pasa en ningún otro club. Y que así sea por siempre.
Fuente: revista Todo es Boca número 22 correspondiente al 24 de agosto de 1977.

domingo, 6 de abril de 2014

La hermosa danza de un pueblo 1989

La Supercopa obtenida por Boca en 1989 no sólo cortó 8 años de sequía absoluta en cuanto a éxitos deportivos. Desató un festejo interminable en la hinchada de Boca. Y dio lugar a manifestaciones de todo tipo. Como estas palabras escritas para la ocasión y a las que queremos rendiel un humilde homenaje.
En esa epóca no había Copas Libertadores ni campeonatos locales para festejar. Pero había algo tan o más importante. Convicción en seguir escribiendo nuestra historia respetando la identidad boquense (clic para ampliar).
Fuente: revista El Gráfico edición especial número 60 correspondiente a noviembre de 1989.

Gracias al Passucci Carlos Guajardo

miércoles, 2 de abril de 2014

A nosotros nos motiva ser de Boca

Un 1 de abril, hace 109 años, allá por 1905, imaginamos la tremenda excitación de un grupito de muchachos que se salían de la vaina por llevar a cabo un sueño. Sueño que tendría su puntapié inicial 48 horas después en la plaza Solis y arrastraría a millones y millones de personas desde ese día y para toda la eternidad.
Es por ese motivo que decidimos juntarnos este 1 de abril de 2014 y sentar un precedente. Porque así como el 3 de abril debe ser festejado como el cumpleaños de nuestro Boca, no queremos olvidar que antes de ese 3 de abril hubo un sueño en marcha. Un sueño que nació en la cabeza de alguien, creció en los corazones de unos cuantos y se llevó a cabo contra viento y marea. Y la gente que lucha por llevar a cabo un sueño, lo hace realidad y moviliza a otros merece toda nuestra admiración.
Esta reunión tranquilamente se podría haber hecho en un salón, una pizzería o en un tenedor libre chino (?). Pero no. Quisimos que sea en el club, al pie de la Bombonera. A metros de Casa Amarilla. Allí donde nos sentimos como en nuestra casa. Porque es nuestra casa.

Citada a las 21 hs, la gente fue llegando de a poco. Algunos muy de a poco (?) y antes de tomar asiento en las mesas prolijamente embanderadas de azul y oro, se charló largo y tendido. Con toda la seriedad que ameritaba el evento. 


Como empezó a picar el bagre hubo corridas para asegurarse una silla lo más cerca posible de las parrillas. Cosa que trajo algunos incidentes que no pasaron a mayores. Nada que no pudiera arreglarse a empujones y manotazos. Como gente civilizada que somos (?).


A excepción de Roberto y de Quique, claro, que fueron obligados a sentarse a la cabecera de todo.


La gente empezó a comer, charlar, a tomar, a tomar y a seguir tomando. Pero todo bajo control (?).


Hasta que nuestro héroe pidió la palabra y en 5 minutos habló directo a nuestros corazones. ¿Qué dijo? Que esta lucha por la mística e identidad de Boca debe seguir más fuerte que nunca para que nunca dejemos de ser un club de puertas abiertas a socios e hinchas sin distinción. Simple, claro, contundente.




Ahora viene la mejor parte. En estas fotos que usted verá a continuación hay socios de Boca y no socios. Hay adoradores del Boca de Bianchi y adoradores del Boca de Falcioni. Hay hinchas que sostienen que Riquelme debe seguir jugando hasta cuando quiera e hinchas que sostienen lo contrario. Hay palermistas, gaguistas, forlinistas, orionistas y hasta defensores de la línea de 3 por sobre la línea de 4. Tampoco faltaron los que hablaron maravillas del Pochi Chávez y del Tata González. 
Gente que comparó un gol de Caneo en Quilmes con el de Diego a la Juve jugando para el Napoli. Hinchas que van a la cancha hace años y otros que no pueden ir. Están los que rankeaban de visitante y los que jamás pudieron hacerlo. Seguramente había adeptos al kirchnerismo, al PRO, a UNEN, al Partido Obrero y por qué no a la UCR.
Había vegetarianos que se llevaron su propia ensalada y los talibanes del asado.Posta. Gente que tomó gaseosa, otros que tomaron cerveza, hubo vino y gracias a Dios (?) hubo sifones para los que amamos la soda.
Y llegó un momento de la noche en el que todos quisimos fundirnos en un abrazo. Todos. A 48 horas de haber perdido contra River en la Bombonera nos abrazamos fuerte y nos dimos cuenta que estando todos juntos, vestidos de azul y oro y en el club que tanto amamos, somos felices. 
Cantamos, saltamos y nos dimos cuenta que nuestra pasión no sólo no desciende. Nuestra pasión no necesita de ningún video motivador. A nosotros nos motivan nuestros colores. Nos motiva ser de Boca. Y nuestra pasión va más allá de nuestras diferencias. Nuestra pasión nos une y por supuesto va más allá de una derrota circunstancial contra cualquier equipo. Sea de la A o de la B.





No todo fue color de rosa un cuento de hadas. Entrada la madrugada y al borde de la pileta, el lugar ideal para que empiece un show de anécdotas y termeo a tres manos, hubo algunos desbordes. Pero como nos sobran códigos, a la única foto que nos animamos a publicar le blureamos las caras. Las demás fotos serán borradas hoy mismo. Era eso o mandárselas por mensajito privado a los periodistas de Olé para que metan una tapa. Así que preferimos borrarlas.


Fue una gran noche. Que nos encolumna atrás de un sueño. Que Boca nunca deje de ser Boca. Mirá con qué poquito nos conformamos. O con cuánto. Según como se mire.
Porque estamos convencidos que si Boca sigue siendo Boca todo lo demás viene solo. Y para que nuestro sueño se cumpla creemos necesario estar todos unidos. Juntos. Más allá de diferencias personales que por supuesto las habrá.
De eso se trata. De ir todos juntos por la vida trabando de cabeza para mantener aquel sueño de 1905 más vivo que nunca. Dejando en claro que a nosotros nos motiva, tanto en el triunfo como en la derrota, el solo hecho de ser boquenses. Sin dudas, lo más hermoso que nos pudo pasar.

Encuesta Gran DT sobre cantidad de hinchas 2013

24 de agosto de 2013. Con el Torneo Inicial ya comenzado, salieron a la luz las estadísticas de los anotados para jugar al Gran DT. Y en esta oportunidad, nuevamente y como en cada una de sus ediciones, los hinchas de Boca sacaron ventaja sobre el resto. Sobre 300.000 inscriptos casi 11 puntos de ventaja sobre el segundo, que siempre es el mismo equipo.
La hinchada más popular de la Argentina es la de Boca. Algo que a muchos parece dolerle.
Fuente: sitio web Planeta Gran DT (link)

lunes, 31 de marzo de 2014

Al Ahly, el Boca egipcio 2011

En tren de analogías, siempre los equipos más populares  de otros países serán comparados con Boca. ¿Por qué? Porque Boca es el equipo más popular de la Argentina. Algo que a muchos les duele y los tiene traumados de por vida.
Así como hemos visto comparaciones de Brasil, la provincia de Santa Fe y de Uruguay hechas por eprsonas que no eran hinchas de Boca, hoy nos toca leer el escenario egipcio a cargo del diario Perfil.
Nadie con dos dedos de frente podría hablar de River y su gente como el equipo más popular de la Argentina. Sólo a Farinella y sus secuaces se les puede ocurrir semejante barbaridad.

sábado, 29 de marzo de 2014

Silbidos e insultos a Saviola en despedida de Ortega 2013

13 de julio de 2013, estadio Monumental. Ya retirado desde hacía tiempo del fútbol profesional, Ariel Ortega pudo organizar un partido despedida armando dos equipos con amigos y ex jugadores de River. Pero si su intención fue pasar un grato momento y hacer sentir cómodo a los jugadores invitados, el plan falló. 
Seguramente esos jugadores presentes, asistieron pensando que iba a ser una tarde a pura emoción. Pero no. Entre el frío reinante a esas horas en Buenos Aires y la actitud de La -1, se sacaron estalactitas chispas para congelar la fiesta.
Y no hablamos de los insultos por ejemplo a Passarella y a Ferrari. Hablamos de los silbidos e insultos a Javier Saviola. Un pibe salido del semillero, campeón y supuestamente querido. ¿El motivo? El mismo que causó los insultos y pinchadura de neumáticos a Francescoli y los campeones de América 1996: ser mercenario.
El silbido y los insultos, podemos estar de acuerdo o no, son parte del folclore del fútbol. El tema es cuando silbás e insultás a todos tus más grandes ídolos como La Máquina, Alonso, Labruna, Francescoli, Fillol o Ramón Díaz. El problema es cuando te pasás toda tu vida silbando e insultando a los tuyos. A todos. A los troncos, a los medio pelo, a los cracks y a los ídolos. A todos. Después los Saviola o los Demichelis dudan en volver y La -1 se enoja. Prueben alentar a sus jugadores y verán como todo cambia.
Pero no todo fueron los insultos y silbidos a Saviola esa tarde. Claro que no. La hinchada de River se hizo un par de minutos para aplaudir a Nahuel Guzmán, el arquero de Newell’s invitado a jugar en el equipo “Los amigos de Ortega”. ¿El motivo? Seguramente el penal que le atajó a Riquelme semanas atrás en la definición de cuartos de final de Libertadores. Pobre Guzmán si muerde el anzuelo. Bastará que sea comprado por River, descuelgue mal dos centros y recién ahí conocerá en carne propia a esa gente que hace del silbido y del insulto un culto.
Fuente: diario Popular edición web del 14 de julio de 2013.

jueves, 27 de marzo de 2014

La fiesta interminable de Platense 1 Boca 3 1992

11 de diciembre de 1992, cancha de Independiente. Por la penúltima fecha del torneo Apertura 92 Boca visitó a Platense en Avellaneda. Una noche histórica no sólo para los más de 45.000 xeneizes que llenaron la Doble Visera en condición de visitantes, sino para todos los hinchas de Boca.
Tras el mazazo sufrido ante Deportivo Español una fecha antes, aquel partido con Platense era ponerse sí o sí de cara a obtener el campeonato que venía negándose durante 11 años. Y a esa cita a todo o nada concurrió la hinchada de Boca con una certeza. Había que dejar todo y un poco más en las tribunas.
La salida de Boca al campo de juego, el éxtasis del segundo tiempo, los festejos finales fueron apoteóticos. Pero no tanto como el regreso a La Boca caminando. Camiones y autos escoltados por unos 5 mil hinchas cruzaron el Puente Pueyrredón, tomaron por asalto la Avenida Montes de Oca y dejaron bien en claro una cosa: el cielo estaba al alcance de nuestras manos. Sólo había que esperar una semana más. Que se hizo interminable. Pero que finalmente llegó.

martes, 25 de marzo de 2014

Telón de trapos rivales 1989/90

Todos recordamos aquel mítico primer telón de Boca estrenado la noche del 16 de noviembre de 1989 contra Gremio por la Supercopa. Las imágenes del Abuelo en la tribuna de socios de Casa Amarilla con un megáfono organizando (?) la movida, todavía están en nuestras cabezas. Aquel telón era hermoso. Simple pero hermoso. Azul, amarillo, azul y las iniciales CABJ. ¿Para qué complicarla?
Pero meses antes de aquel telón que ocupaba desde la tercera bandeja hasta el foso, vio la luz este telón, mucho más chico en tamaño, pero enorme en declaración de principios.
Estaba compuesto por pedazos cocidos de banderas de otros equipos. A excepción de la parte central donde los colores azul y oro dejaban leer la leyenda "El Jugador Nro. 12".
Hoy día sería destrozado mediáticamente, pero en aquel mediados de 1989, como podemos escuchar, hasta Alejandro Fabbri lo describía muy relajado.
Aquel telón en la Bombonera se paseaba de corner a corner en la tribuna de socios de Casa Amarilla. Con algunos desmanes debajo, pero nada como para que nosotros ahora nos hagamos los superados y lo olvidemos. Si algo tiene La Passucci es memoria.

27 de agosto de 1989, cancha de Huracán. Deportivo Español 1 Boca 0.

1 de octubre de 1989, cancha de Unión. Unión 2 Boca 2


Velez 3 Boca 3 y Boca 1 River 0 - Temporada 1989/90

domingo, 23 de marzo de 2014

Recibimiento tibio 1981

26 de abril de 1981, estadio Monumental. Tras quedar eliminado de la Copa Libertadores el martes 21, River recibiò a Sarmiento de Junín por la primera rueda del Metro 81. Y como no podía ser de otra manera, hubo muy poco público en la cancha (1). Es sabido que cuando la mano viene torcida, el Jugador -1 no es muy proclive al apoyo incondicional.
Pero el tema es que el poco público que rompió todos los prodes y se hizo presente para ver a River, fue como si hubiera ido, digamos, al teatro. Sin banderas, ni papelitos, ni gritos de aliento. Apenas unos tibios aplausos. Festejar la salida de tu equipo sólo con aplausos es una cosa que no tiene nombre. O sí. Hinchada de River.
Fuente: diario Clarín correspondiente al 27 de abril de 1981.

(1) Encima eran todos plateístas porque los muchachos de la popular se habían juramentado abandonar a River y no ir a verlo más. Cosa que por supuesto hicieron y sostuvieron en el tiempo transformándolo en el abandono más grande de todos los tiempos.

viernes, 21 de marzo de 2014

El Passucci Walter Saavedra 2013

1 de septiembre de 2013, Bombonera. Por la quinta fecha del torneo Inicial 2013, Boca recibe a Vélez y lo derrota 2 a 1. Pero no sólo el triunfo de Boca hizo de aquella soleada tarde, una tarde muy passucci. Tampoco la actitud de los Pichi Erbes, Ribair, Cata Díaz, Ledesma, Joel Acosta, Insúa y compañía que dejaron la piel en cada pelota dividida. Tampoco ver la Bombonera repleta. Y tampoco nos referimos al vals “Desde el alma” que sonó durante el segundo tiempo. Lo que hizo que aquella tarde fuera para nosotros todavía mucho más especial fue ver a Walter Saavedra en su cabina relatar a Boca con una remera de La Passucci.
Semanas antes nos habíamos reunido con Walter para cambiar algunas palabras y compartir nuestra preocupación por camisetas rosas que quieren reemplazar a la azul y oro y por estadio nuevos que quieren reemplazar a la Bombonera.
Walter Saavedra nos confirmó su condición de passucci y decidió ponerse la camiseta para trabar de cabeza junto a nosotros. Y nosotros tremendamente agradecidos por semejante honor.

miércoles, 19 de marzo de 2014

Silbidos a Reinaldo Merlo 1981

4 de octubre de 1981, estadio Monumental. Por la fecha 5 del Nacional River pierde 1 a 0 contra Ferro. El Gráfico habla de "juicio irreflexivo de desmemoriados hinchas de River" por la silbatina que acompañó a Mostaza Merlo cada vez que tocó la pelota.
Merlo no habrá sido un crack pero si el tipo algo hizo fue dejar todo por la camiseta millonaria. Cosa que evidentemente no satisface al paladar del Jugador -1, una hinchada imbatible en eso de silbar a sus ídolos.
Párrafo aparte es que ese equipo de River finalmente terminaría coronándose campeón.
Fuente: revista El Gráfico número 3235 correspondiente al 6 de octubre de 1981.

lunes, 17 de marzo de 2014

Los viejos y queridos palcos de la Bombonera

Boca  1 Racing 1, Metro 1981.

Boca 1 River 0, Nacional 1980.

Boca 1 River 0, Apertura 92.

Boca 1 San Martín de Tucumán 1, Apertura 92.

Boca 2 Deportivo Español 1, temporada 1986/87.

Boca  1 Racing 1, Metro 1981.

Boca 1 San Martín de Tucumán 1, Apertura 92.

Amamos la Bombonera. Imposible no hacerlo. Y una de las cosas que más extrañamos de nuestra Bombonera son sus viejos y queridos palcos sobre la calle Del Valle Iberlucea. Demolidos en 1996 para dar lugar a otros palcos y una platea preferencial.
De aquellos viejos palcos no extrañamos tanto su arquitectura ni su mítica torre como sí lo que sucedía allí durante los partidos. Ojo. A esos viejos palcos también iban los hinchas de mayores recursos económicos. Pero en esos viejos palcos se vivía el partido como en una popular. Y es ahí donde queremos detenernos.
Todos teníamos algo en común. Estar en una platea, en una popu o en aquellos palcos no nos diferenciaba. Al contrario. Nos unía. En aquellos viejos palcos había gorritos pilusos, de lana, había pibitos colados, gente en cuero, hinchas saltando sobre el techito a punto de tirarse de cabeza a la cancha y recibimientos más hostiles que cualquier popular de hoy día. Gente que manejaba los mismos códigos que en el resto del estadio. ¿De qué hablamos? Nada del otro mundo. Alentar a Boca todo el partido, hacerlo más fuerte en la derrota y quedarse hasta el pitazo final del árbitro.
A esos palcos los recordamos con emoción también porque allí quiso ingresar un hincha con un rifle de aire comprimido la tarde de la pelota naranja. Y sólo Dios nos privó de un par de balinazos. Mala suerte (?).


Hoy día, y nos consta, de ese lado donde pega el sol toda la tarde, se vive otro partido. Algunos lo llamarán "la grieta". Y es uno de nuestros sueños que todos vivamos lo mismo en la Bombonera. Que todos los que tenemos la bendición de poder seguir a Boca de local, estemos en la misma sintonía. Como pasó siempre. Porque lo único que tenemos en común los 50mil tipos que vamos a la Bombonera es amar a Boca.

sábado, 15 de marzo de 2014

La estrecha relación de River con los militares “carapintadas” 1990


Diciembre de 1990. Tras los nefastos episodios del levantamiento “carapintada” del 3 de diciembre de 1990, Alfredo Dávicce tomó de una vez por todas la decisión de despedir al personal de seguridad de River y contratar uno nuevo. ¿Por qué? Porque era un grupo afin al movimiento “carapintada” llegando al extremo de pasearse con las remeras “Rico es dignidad” por dentro del club de Núñez.
Dávicce cuenta en la nota, que la decisión la empezó a madurar en agosto de 1990, momento en que los “carapintadas” ya tenían sobre sus espaldas y desde 1987, tres levantamientos contra gobiernos democráticos de nuestro país. La rebelión del 3 de diciembre de 1990, fue para Dávicce la gota que colmó el vaso e hizo la situación insostenible.
Pero la decisión del presidente de River, sorpresivamente, no contó con el apoyo de toda la CD. Es más, hasta hubo un grupo de socios que se manifestaron en contra de la cesantía a los “carapintadas” (clic para ampliar).
Ese es el club que hoy día, en su cuenta oficial de twitter, dice ser el más popular de la Argentina. Hay que ser caraduras eh... Para ser popular, no basta con decirlo. Hay que sostenerlo con encuestas y, principalmente, con hechos a lo largo de la historia.
Fuente: Solo Fútbol número 286 correspondiente al 10 de diciembre de 1990.

miércoles, 12 de marzo de 2014

"Récord de público visitante... esto es Boca" 1987

  1 de noviembre de 1987, cancha de Gimnasia. Por la fecha 11 de la temporada 1987/88, el Boca del Toto Lorenzo llegó al Bosque platense con cuatro derrotas consecutivas, la última un 1-5 tremendo con Ñuls en la Bombonera y ocupando la última posición en la tabla. Nada grave (?) como para frenar el aluvión de hinchas boquenses que desbordaron sus tribunas y alentaron a aquel equipo con más fuerza que nunca. Cosa que motivó la mención especial del periodista partidario tripero para cerrar la nota.
Nuestra historia, rica, hermosa, inigualable, está llena de estas demostraciones de fidelidad. Sin necesidad de pasquines que nos hagan publicidad falsa. En la cancha, en las tribunas, allí donde las mentiras se acaban, mandamos nosotros. Los hinchas de Boca. Los que siempre alentaremos a Boca en el triunfo o en la derrota.

martes, 11 de marzo de 2014

Labruna le tiene miedo a la hinchada de Boca y se pone a llorar

El título de este post es un poco fuerte (?). Lo reconocemos. Pero no es nuestra culpa si Angelito Labruna cuando tiene que hablar de los inicios de su carrera como futbolista recuerda su expulsión en cancha de Boca. Y todo lo que le generó.
Curiosamente utiliza la frase de que la gente "se le caía encima". Lo que nos remite en forma automática a Oscar Ahumada. Pero lo de Labruna es un poco peor. No quería salir del campo de juego, le dio miedo la gente de Boca y se puso a llorar ya en los vestuarios, armando un combo insuperable. Aunque tratándose de River, siempre se puede dar la nota en cuanto a falta de carácter. Sea un Labruna, un Gallardo o un cualquiera. Ser una gallina es también hacer este tipo de papelones.
Fuente: revista El Gráfico número 2938 correspondiente al 28 de enero de 1976.

domingo, 9 de marzo de 2014

La hinchada empuja 1992

21 de junio de 1992, Bombonera. Por la fecha 17 del Clausura Boca recibió a Estudiantes y alimentó su sueño de campeonar al ganarle 2 a 0. Resultado que sirvió para que con dos fechas por delante siga a tiro del puntero Ñuls. Ilusión que se desvanecería siete días más tarde y los años sin conquistas locales pasarían a ser 11. Una mochila de plomo.
Pero aquella tarde, con el agua al cuello, la hinchada de Boca se dedicó a empujar, a creer, a tener confianza. Es parte fundamental de nuestro ADN luchar hasta el final, jamás darse por vencidos y empujar al equipo con nuestro aliento. Más allá de quienes sean los jugadores, esos que estén vestidos de azul y oro son los que nos representan a nosotros. Y a nuestra historia.
Fuente: revista El Gráfico número 3794 correspondiente al 23 de junio de 1992.

viernes, 7 de marzo de 2014

"A Boca lo estraño, lo quiero, lo amo..." 1998

Recreación acerca de cómo hubiera reaccionado y qué hubiera dicho probablemente Minguito ante el campeonato obtenido por Boca en el Apertura 1998. El gran Minguito, ícono boquense por excelencia, caracterizado por Juan Carlos Altavista, fallecido a fines de la década del 80 (clic para ampliar).
Fuente: revista El Gráfico número 4130 correspondiente al 1 de diciembre de 1998.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Toti Veglio condecorado con la orden del barro 1976




1 de agosto de 1976, estadio Monumental. Por la ronda final del Metropolitano 76 a jugarse en canchas neutrales Boca enfrenta a Huracán en un duelo definitorio entre los dos mejores equipos del campeonato. Partido jugado bajo un verdadero diluvio y que se definió con una bomba de larga distancia disparada por el Chino Benítez.
El triunfo catapultó a Boca al título y tuvo todos los condimentos de una gran victoria boquense. Incluso la de ser superado por el rival para terminar imponiéndose en base a fuerza y garra. Si a eso le agregamos el barrial que era el campo de juego, podemos decir que aquella tarde, hasta los más habilidosos se vieron empujados a tirarse de cabeza por defender nuestros colores. Lo que nos llena de orgulla y de felicidad.
Y acá aparece el caso del Toti Veglio. Un jugador elegante que terminó siendo condecorado por la orden del barro. ¿Qué es la orden del barro? Un intangible que llevamos todos los boquenses dentro del alma y que nos potencia. Nos hace más guerreros. También nos hace ver a nuestra camiseta mucho más hermosa si está totalmente embarrada como sinónimo de lucha y esfuerzo.
Fuente: revista El Gráfico número 2965 correspondiente al 3 de agosto de 1976.

lunes, 3 de marzo de 2014

Ese admirable Jugador Nro. 12 1945

26 de agosto de 1945, Bombonera. Por la segunda fecha de la segunda rueda del torneo de Primera División, Boca recibe a Estudiantes de La Plata. Una jornada que se mostraba muy esquiva tras el gol del Pincha en el comienzo del segundo tiempo y la expulsión enseguida de José Marante.
Pero como tantas veces a lo largo de la historia, en esos momentos adversos donde en el campo de juego no aparecen las respuestas, dio la cara el Jugador Nro. 12 para empujar desde afuera y ayudar a que Boca construya una nueva hazaña.
En los últimos 20 minutos con goles de Sarlanga y dos de Boyé, Boca se llevó por delante al rival y dio vuelta el partido. No hay cansancio físico ni inferioridad numérica que pueda salirse con la suya si los de afuera empujamos y empujamos a puro grito. Y si lo hacemos en la Bombonera, todos los milagros están al alcance de nuestra mano.
Fuente: revista Boca correspondiente al 28 de agosto de 1945.

sábado, 1 de marzo de 2014

Derrota, gritos hostiles y silbidos al equipo 1983

23 de octubre de 1983, estadio Monumental. Una combinación que es un clásico en la historia de River. Derrota, insultos y chiflatina. Esa soleada tarde, el equipo millonario perdió con Ferro 1 a 0 por la segunda rueda del Metro 83. Esa soleada tarde, el Jugador -1 silbó a Francescoli durante el partido y con la derrota consumada terminó despidiendo al equipo de la peor manera.
No tenemos el dato de que post derrota haya habido toma de Hall. Pero si esto fuera un casino, nos jugábamos un par de fichas a que las estatuas temblaron de miedo. Como siempre.
Fuente: revista El Gráfico número 3342 correspondiente al 25 de octubre de 1983.

jueves, 27 de febrero de 2014

El Puma Morete vs la San Martín 2006

Enero de 2006. Durante mucho tiempo el Puma Morete sostuvo que fue el jugador más insultado por La -1 en la historia de River. Definición que no compartimos ya que tenemos pruebas de que el más insultado por la hinchada de River fue el mitómano Ramón Díaz. Pero no nos vayamos de tema.
La cosa es que Morete arremete contra la platea más emblemática de River. Y la cataloga de "agresiva" demostrando ser un tipo muy respetuoso.
Una verdadera pena que un goleador especialista en hacerle goles a Boca haya sido tan insultado por la misma gente que hizo de Fabbiani y las máscaras de Shrek casi un culto.
Fuente: revista El Gráfico correspondiente a enero de 2006.

martes, 25 de febrero de 2014

Jota Jota desafía con gestos a la hinchada por haberlo silbado 1979

18 de marzo de 1979, cancha de Vélez. Quilmes recibe a River y le iba ganando 2 a 0 pero finalmente el equipo millonario termina empatando 2 a 2 cerca del final, gracias a dos goles de Jota Jota López. ¿Adivinen a quién silbó durante esa tarde la hinchada de River? Exacto...
Sólo con un poco de paciencia, el Jugador -1 hubiera quedado a salvo de un nuevo papelón. Pero pedir eso es mucho. Y eso que estamos hablando de Juan José López, uno de los mejores volantes derecho que tuvo esa época del fútbol argentino.
Párrafo aparte para Jota Jota que fue a enfrentarlos, gritarles y hacerles gestos. Y que 13 meses más tarde les iba a gritar en la cara “Griten amargos”...
Fuente: diario Crónica correspondiente al 19 de marzo de 1979.